“Conspiranoicos: La lavadora”.


Hola, esta vez les traigo otra historia de “Conspiranoicos”, el otro ebook o secuencia de historias que planeo terminar…

Espero traerles pronto el índice para que puedan hallar todas las historia que hecho hasta ahora, les comparto la siguiente con mi típico estilo, espero les agrade, cuídense, ciao:D




La lavadora.

Es la quinta vez que los pares de calcetines de mi novio y míos han desaparecido… Justo en esa maldita lavadora…

Ahí donde se lo aseguro, se esconde otro universo.... Y donde pequeños agujeros negros se forman, perdiendo no solo mis pares de calcetines, si no también diversidad de cosas….

Agujeros pequeños que inundan el planeta y que son compuertas que abren, cierran y desaparecen a su antojo.

No, yo no creo en los duendes, eso es cosa de cuentos turbios, escalofriantes… Digo solo a un enfermo se le ocurriría, poner como personajes semejantes monstruos.

Harta de la situación, decido dejar mi lavadora e ir a las lavadoras de la esquina…

Llevo a Adrián, mi novio para que cuide mientras lavo…

Sin embargo, nos perdemos en conversaciones triviales de amantes locos…

Al ver sus hermosos ojos azules, encuentro otro mundo…

Luego recuerdo, que el tiempo se ha pasado…

Regreso a la lavadora, saco todas las prendas, pero descubro que a pesar de mi intento por erradicar mi situación…

-Me falta una prenda, una pantalonera gris…

Golpeo Adrián, por no cuidar la lavadora…

-Y él dice que estoy psicotizada, que ahí debe encontrarse o que talvez no la traje y la deje en mi casa.

Dejo de poner atención a mi problema…

Y vuelvo a revisar la lavadora, pero no hay nada…

En eso decido volver a golpear levemente el hombro de Adrián, por ser un descuidado, igual que yo…

Olvido lo ocurrido y me dispongo a secar las prendas….

Termina su ciclo, y como si un destino macabro se burlara de mí, descubro que aquella pantalonera se encuentra dentro…

Entonces regresa la física cuántica a dar una respuesta a mis problemas, talvez todo lo que ha pasado es como lo dijo Adrián, producto de una psicosis, de mis emociones negativas colapsando…

En sí, todo es producto de mi creación…. Yo lo he creado todo, toda esta horrible situación…

Yo he creado mi realidad, cual si fuera una molécula de agua, lo que pienso moldea mi situación, de acuerdo a las emociones que presento…. Y ahora han transformado esta circunstancia, ha algo negativo, a un aprendizaje erróneo.

Y no…. No hay agujeros negros pequeños abriendo y cerrando sus compuertas, jugando solo conmigo… Habiendo tantos humanos…

Saco la ropa… Y Adrián y yo nos dedicamos a doblar cada prenda….

En eso Adrián me interrumpe, me dice que le falta un calcetín.

Y toda esa teoría que afirmado la física cuántica se cae, ¡algo más juega con nosotros!…

Pues no somos los únicos que pasan por la desaparición misteriosa de prendas a causa de su lavadora…. ¿O será que tantos creamos esa misma realidad, por alguien que puso, que implanto esa idea ahí?

Pues si uno lo crea todo, entonces también crea los absurdos, las ironías de la vida o algo tan simple como su propia muerte….

Un niño a lo lejos, comienza hacer pompas de jabón con su aro…

Lo veo y todo queda claro….

Si, nosotros creamos varias situaciones, pero algo más nos destruye…. Y explotamos en instantes, así como somos creados y aquellas pompas de jabón vuelan, se alejan y mueren… Tan similares a nosotros.

Regreso de mis pensamientos y digo:

-¡Lo vez Adrián, malditas lavadoras macabras!

Fin




Historia creación de Cecy Gutiérrez y Excéntrica Zona Alterna, todos los derechos reservados.
Imágenes tomadas de la red.

Comentarios

Entradas populares