William Kurelek.

(1927-1977 Canadá). Pintor e ilustrador, nació en Whitford, Alberta, en 1927 y se crio en Stonewall, Manitoba. 

Vivió con sus padres, inmigrantes ucranianos, en una granja, pero durante la Gran Depresión la perdieron y se trasladó a una granja lechera. A pesar de que su familia se dedicaba a la tierra, Kurelek siempre se sintió atraído por la expresión artística. Tanto es así que estudió en el Ontario College of Art in Toronto y en el Instituto Allende en México

Cuando vivía en Inglaterra, con 25 años, le detectaron esquizofrenia, y desde ese momento ingresó en un hospital psiquiátrico en Londres, en el que pintó su obra más famosa, «The maze» («El laberinto»), donde nos enseña sus problemas psíquicos y tristes pensamientos. Su experiencia en el hospital fue documentado en el Life Science Library libro The Mind, publicado en 1965.
El laberinto.


La condición fue tratada con éxito con el tiempo allí y en Netherne hospital. Un hombre religioso, Kurelek fue originalmente ortodoxo ucraniano pero se convirtió durante su tratamiento al catolicismo romano. Sobre su carrera, pintó una serie de 160 obras sobre la Pasión de Cristo.

En otra serie de obras que representan la Natividad, colocando la historia bíblica en escenarios canadienses. Su pintura, muchas veces ingenua en el estilo, pero en la perspectiva filosófica, están marcados por la artesanía meticulosa. Varios de sus libros para niños, incluyendo invierno de A Prairie Boy, son clásicos modernos que ampliaron su reputación dentro de la cultura popular de Canadá. En 1976, fue nombrado miembro de la Orden de Canadá. Murió de cáncer en Toronto en 1977.

Sus archivos, así como un importante conjunto de su obra, incluyendo la Pasión, se llevan a cabo en las Cataratas del Niágara Galería de Arte, mientras que sus obras se encuentran en las colecciones de los museos más importantes de todo Canadá.






Cazadores de nubes.



Natividad.

La bendición del padre.




Paisaje ucraniano.

Autorretrato 1950






Escupo sobre la vida.







Esto es el Némesis.



Hora de la cena en la pradera - 1963.






Pasión.

Mamá.






Recuerdos de juventud.



Señor, que pueda ver.





El burro que lleva a Dios.



Comentarios

Entradas populares