domingo, 4 de octubre de 2015

Ladrones, siempre ladrones.

Ya no deseo escribir en este lugar, pero la monotonía y el no lograr ver lo que me agrada y desagrada me regresa aquí a volver a escribir...