Fumada de Locura: Un mundo gay.

Hola, nuevamente aquí, esta vez trayéndoles una historia que es una Fumada de Locura, la verdad hace mucho que quería hacer esta historia, pero por una u otra razón no la hacía…

Además que me hace ver como una discriminadora jajja, espero nadie se sienta ofendido… Sinceramente no sabía cómo describirla, o hacer la trama y la verdad el resultado no me gusto, batalle mucho para formarla, por que como siempre le metí de todo y la forma en que últimamente narro ya no me gusta, ni hablar les comparto esta historia dramática y mal redactada, esperando que alguien le divierta, cuídense, ciao




Un mundo gay.

En uno de tantos planetas de un multiverso, se cuece una realidad semejante a la nuestra…

Pero más avanzada….

Es un mundo gay por completo…

La naturaleza tratando de erradicarnos, sin lograrlo… Ha hecho una sociedad de humanos que gustan solo de su propio sexo…

A un quedan heterosexuales pero son mínimos…

Ahí existe Laura, una mujer que pretendió convertirse en asexual, perdiéndole el gusto a las relaciones amorosas tanto con hombres o mujeres.

La homosexualidad empezó a esparcirse y de ser algo normal de unos pocos, se convirtió en el pan de cada día de la mayoría…

Al mirar a su alrededor solo encontraba parejas del mismo sexo, demostrándose su sublime amor sin tapujos.

Así recordó, que había pasado tanto tiempo desde que todo colapso y las sociedades humanas se convirtieron en gays…

Habiendo mínimos heterosexuales reales, que se resumían a uno o dos de miles.

Viviendo demasiado tiempo alejada del amor de una pareja…

Alejada también de lo que era en ese tiempo, la nueva comunidad heterosexual, en la cual no creía, ni gustaba…

Pues solo encontraba mujeres u hombres heterosexuales sufriendo… Aferrados a relaciones de parejas bisexuales, infieles y mañosas, que tenían que soportar y aceptar su condición, si es que deseaban zacear sus instintos…

Igualmente había otros que decían ser hombres o mujeres pero en realidad eran gays frustrados, aferrados a viejas creencias, que se negaban arrancar a un con todo el cambio en la humanidad, viviendo en el closet más por convicción, que por necesidad.

De pronto se preguntó: ¿A qué club de lo que describía y discriminaba, ella pertenecía?...

Entonces recordó que trato de amar a mujeres… Pero la separación de femenino o masculino que siempre se hacía en la pareja, la desencanto…

Y que el comer su mismo sexo en otra persona, realmente no le gustaba.

Así, solo se encontraba con mujeres masculinas pretendiendo ser hombres, de una manera exagerada, controladora y machista.

O con mujeres, que pretendían que ella asumiera el papel del hombre protector, pagando sus cuentas y consolándolas, mientras estas la engañaban.

Y era demasiado teatro dramático para Laura.

Los siguientes años se prometió ser asexual, y dejarles el tormento de las relaciones a los idiotas…

A un mundo en decadencia, que no difería al nuestro…

Había matrimonios gays, adopción de hijos… Divorcios, Infidelidades, enfermedades de transmisión sexual, violaciones, hijos abandonados… En realidad, existía los mismos problemas que en el pasado, cuando la mayoría decía ser heterosexual…

Lo único que había cambiado, era la preferencia u orientación sexual de la mayoría de las personas… O talvez solo se habían hecho más honestos, pero el caos era el mismo, pintándolo en color arcoíris.

Y es que había algo que no cambiaba… ¡La humanidad!...

Con el tiempo Laura, se cansó de llevar su estatus de asexual y decidió darle la oportunidad algún hombre…

Aunque estos fueran pocos, y su coincidencia mínima…

Fue en un bar de música rock y metal que por fin encontró una oportunidad con un hombre de cabello rockero color fucsia y vestimenta negra entre gótica y rockera, el cual la veía mucho...

Aquel hombre era el vocalista de una banda de rock metal, llamada “Labial rosa sangriento vampiro”.

Su nombre era Mike…

En realidad el hombre tenía una pinta totalmente gay, pero ella se negaba a verla…

Le creyó su historia de que era un hombre heterosexual…

Aunque tuviera todo los signos bajo su piel…

El pintaba las uñas de sus manos en color rosa y las de sus pies de color morado… Caminaba amanerado y sacaba el trasero al caminar, como apretándolo, para darle firmeza.

A la hora de cantar en su banda, solo te hallabas con un repertorio de música amorosa, digna de una banda de pop.

Sin embargo, Laura a cada característica gay, le sacaba una cualidad artística o bien excéntrica, normal para un hombre como Mike.

Quitándole todo lo gay.

Mike mientras tanto y con los meses, parecía en realidad ser solo un hombre extravagante, pero no homosexual…

Aunque todo jugara en su contra…

Uno de esas citas… Ella le pregunto, ¿qué pensaba de la sociedad actual? ¿De que la mayoría gustara de su propio sexo? ¿Y cómo es que él era diferente?...

-Solo sonrió… Dijo que la sociedad era lo mismo que antes, pero menos prejuiciosa.

-Y que el solo seguía sus preferencias, lo que lo llevo a gustar de ella…

En eso Laura, cree estar enamorada de aquel hombre de cabello fucsia y ojos negros.

-Pero más señales se presentan, pues cada vez que intenta tener intimidad con el hombre, este siempre haya una excusa para desaparecer…

Ya sea su trabajo, sus ensayos o su madre…

Mientras ella está desesperada, enojada y frustrada…

Decide hacer cambiar a Mike, para convertirlo en el verdadero hombre que desea…

Y todo lo que hace, lo critica…

En otra de esas citas… Decide hacerle saber a su amado, que detesta verlo usar pendientes en las orejas, cual si fuera una mujer…

Laura le dice que un arete es de rockeros, pero dos, es decir uno en cada oreja es de nenas…

Mike le hace caso cambia ese detalle…

Para al siguiente día hallarse con otras crítica de parte de ella…

Diciéndole que el nombre, las canciones y el maquillaje de su banda apestan, que eran ¡So gay!…

Que “Labial rosa sangriento vampiro”, que era el nombre de su banda debería ser cambiado a “Lobos carniceros de la noche”….

Pues el rosa y el vampiro siempre habían sido signos gays.

Que debería de dejar de incluir el maquillaje blanco, el cabello fucsia, los labios y las uñas también rosa fucsia, en su maquillaje de espectáculo…. Y componer mejores letras a sus canciones, que hablaran de desamor, de echarle al gobierno o de lo oculto, con verdadera música metal y no rock pop.

En eso se asoma una vena de enojo saliendo del rostro de Mike, como queriendo explotar, pero sonríe y le hace caso…

Le dice que si ha incluido todo eso en su grupo, es porque era lo que vendía en un mundo gay…

Y que el amor era el sentimiento más hermoso en el mundo.

Luego nervioso le dice a Laura, que lo mire a los ojos, que no es gay.

Que la amaba y que cambiaria todo con tal de satisfacerla…

Así cambia el nombre de su banda, el estilo de su música, su vestimenta, el color de la uñas a negro… Tan solo deja su cabello fucsia…

El tiempo pasa y a sus presentaciones lo visita mucho un hombre blanco guapo, de cabello negro y ojos rasgados.

El cuál es su fanático, que permanece a pesar de sus cambios, siempre motivándolo…

Laura le hace ver que aquel hombre está enamorado de el…

Pero Mike le hace pensar que no lo ha notado…

Al pasar los días y después de cambiar tanto a Mike, ella decide pasar al siguiente nivel…

Tratando de lograr intimidad con su amado…

Justo cuando pretende huir del cuarto, enloquecida Laura lo encierra…

Y por fin logra lo anhelado de la manera más horripilante, pues Mike no duraba nada…

Sin embargo ella está feliz, pues en un mundo gay, cualquier acto un poco heterosexual es bueno.

Él le hace ver que fue su mejor momento, mientras ella finge sentir la misma alegría.

Al anochecer en otra presentación de su banda, el hombre guapo de ojos rasgados decide acercársele a Mike y le pide un autógrafo firmado en su camisa blanca, justo en su corazón…

Mike accede y todo cambia…

¡Todo y nada!…

Laura pretende volver a lograr intimidad con su amado Mike, pero ya nunca lo logra…

Mike empieza a ser distante, a dejar de verla y se aleja…

Después de mucho tiempo sin verlo, ni que este le dé la cara o una explicación, decide ir a verlo al bar donde toca…

Y se haya con que ha vuelto a su antiguo nombre, a sus mismas canciones cursilonas, poperas, con el rock en deterioro, a su maquillaje rosa…

Ella le pide una explicación y el tajantemente le dice…

-Que no lo vez soy gay, todo este tiempo me había negado aceptarlo por mis estúpidas creencias, esas que ya no existen…

Y tú eras una maldita controladora, así cualquier hombre se espanta…

Laura finge sentirse herida y llorar con sus palabras… Lo examina de pies a cabeza y puede notar que porta una camiseta con un logotipo que dice: “Amo a Fabián”…

Y que esa misma camiseta la tiene el tipo de ojos rasgados, cambiándole la frase a: “Amo a Mike”.

Al ver como Laura llora desconsoladamente… Mike le dice que puede ser bisexual para ella, pero que no cambiara ni su grupo, ni dejara a su nuevo novio.

Entonces Laura…. Repite aquellas palabras, que le dijo cuándo fue suyo…

Laura: Lo sabía Mike, no eres más que una ¡Puta Sucia, Sucia!…

Mike sonríe y lo confirma… Alejándose con su caminar amanerado, y su culo apretado con el que es el nuevo dueño de su corazón o “cola-son”….

Laura sollozando, repite la última frase: ¡Maldita puta sucia!

Luego lo entiende todo… Tan solo había sido presa de sus instintos sexuales, del maldito tiempo haciendo estragos… Logrando que se cegara…

Quiso creer vivir en un mundo heterosexual, lejano… Ya tan irreal, que ignoro la realidad.

Esa realidad que era su único consuelo y opción en un mundo perdidamente gay, con pequeñas dosis de amor siempre fingido.


Fin


Historia creación de Cecy Gutiérrez y Excéntrica Zona Alterna, todos los derechos reservados.

Comentarios