Conspiranoicos con Sentencia de Humo: La no ética en la ciencia.



Hace mucho que no escribía cuentos de mi recopilación de historias “Conspiranoicos”, olvidando varios temas por comentar en dichos temas de hallar culpables en un mundo injusto, pensando en mi otra historia ya finalizada “Sentencias de Humo”, decidí volver un poco a su estilo y entre mezclar las historia y sentenciar a otros seres considerados brillantes y ejemplares en esta sociedad.

Pero que igual cuando no se hace con moderación, dignidad y ética, todo se tuerce, les comparto la historia esperando les agrade, igual talvez sea de mis últimas historias, pues como dije pronto cerrare este blog, cuídense, ciao:D 



La no ética en la ciencia.
 Un tipo de ojos rasgados, rubio…

Lo visualizo… Y me da pena ajena, él es otro monstruo más trabajando a favor de los malditos.

Enfrascado en sus teatros.

Protegiendo tiranos.

Diseñando tecnología que controla mentes, jugando con la mente de los supuestos enemigos de una nación paranoica.

Entonces esta ama de casa, a la que se cree muy idiota lo comprende.

Aquel sujeto que visualizo en sueños y me tortura, es otro de ellos.

No existe la ética en estos científicos…

Ellos no les importa inventar innovaciones macabras con tal de ganar dinero…

Si tan solo aquellos genios no fueran tan ambiciosos, si hubieran tenido sabiduría, ética, nunca se hubieran vendido por dinero.

Nunca hubieran entrado en sus juegos.

Pero tenían escalofriante inteligencia y una pobreza mental que daba lastima.

La inteligencia los llevo a lado oscuro… A creerse dioses y a ver a los otros como simple ganado, como ratones de laboratorio con los cuales experimentar.

El poder se les subió tanto, que dejaron de ser ellos para ser otro maldito doctor Frankenstein de aquella historia de Mary Shelley.

Y mientras limpiaba su cocina Maribel, lo comprende, son estos lo que han hecho de este mundo una porquería.

Y si lograron tantos avances buenos, pero también infinidad de armas mortales.

Les dieron los avances a las bestias humanas, a la involución y ellos pusieron todo patas arriba.

Sus dones, su inteligencia la vendieron por ilusiones materialistas…

Se torcieron en el camino igual que Lucifer… Que Prometeo, dándole el fuego a una especie que no lo merecía.

Entonces aquella sirvienta, mientras quita el polvo y deja limpio.

Lo puede ver, entre líneas están sus nombres.

Si aquellos científicos hubieran tenido dignidad…

Luego piensa en Albert Einstein, aquel científico alemán, que les dio el poder para crear la bomba atómica…

Ese científico no puede ser considerado una mente brillante, si lo hubiera sido nunca le hubiera dado poder a los malditos, otro ídolo más del teatro.

Mientras las guerras siguen y se forma armas similares que exterminan gente inocente.

Si no hubieran inventado el plomo, si no hubieran creado aquella tecnología que se cree que no existe no estaríamos todos como zombies a su merced, controlados mentalmente, o siendo castigados cada vez que resultáramos ser un enemigo más en la lista de los agentes paranoicos que defienden el montón de mierda.

Si no hubieran experimentado con el ADN, si tan solo la maldita inteligencia y sus ganas de innovar se la hubieran callado, si hubieran podido ver más allá del engaño que nos han hecho vivir.

Nunca hubieran caído en sus trampas.

Pero se vendieron como putas…

Y le entregaron los avances tecnológicos a los homo erectus, a la pelusa decadente que azota y controla el mundo con los avances de aquellas mentes brillantes, que un día vieron a favor de la humanidad y a la otra cayeron en patriotismo, en clasismos, en estupidez y se vendieron a gobiernos corruptos diseñando armas mortales para proteger intereses monetarios de terceras corporaciones.

Castillos de oro, comedias de éxito, donde todos fingen ser felices y no lo son.

Cayeron en la curiosidad de descifrar la mente humana, la voluntad…

Y claro cayeron en aquel estereotipo errado del genio no estudiado, victima perfecta para ser un genio pelusa, sin valores.

Digo, ya tenían la inteligencia, ya lo sabían todo, ¿ya para qué?

Olvidándose lo más importante al momento de hacer ciencia, es decir la ética, la inteligencia con sabiduría, aplicada en beneficio de la humanidad.

De hacer avanzar y no retroceder más a un montón de anencefálicos humanos perversos.

Otras realidades…

Jugar a cambiar orientación sexual, crear homosexualidad y luego otra vez eliminar.

Jugaron a torturar sin tocar.

Nanotecnologia.

Electromagnetismo.

Drogas que cambian conductas.

Inteligencia artificial.

Lentes de realidad virtual.

Acelerador de protones.

Agujeros de gusano descifrados.

Portales.

Y múltiples inventos más, igual de tóxicos.

Más poder y enajenación para un mundo que ya está perdido.

Viva por aquellos científicos locos, tipo Doctor Gero de aquel anime de Dragon Ball Z.

Vivas por los señores Frankenstein, su castigo será ver consumirse su mundo con esa tecnología con esos avances que entregaron por un par de manzanas de oro.

Viviendo el mismo día, sufriendo el mismo absurdo, como el perverso Prometeo, al igual que toda su raza intoxicada con el humo…

Humo exterminando por un fuego sabio mal aplicado.

Maribel sale de su delirio, de su percepción torcida de la sociedad y de su mundo tirano, recordando que talvez aquellas mentes brillantes nunca dejaron de ser nerds víctimas de la masa apestosa y bravucona humana.

Recuerda y piensa que talvez aquel sueño donde la torturan, puede ser producto de otro homo erectus manejando mal esa tecnología y haciéndose pasar por alguien más.

Un mago…

Un brujo pagado por pelusa.

Un programador…

Con articulaciones pegadas que formaron su cuerpo, nunca un cerebro, nunca neuronas, nunca amor, nunca alma…

Nunca nada.

FIN.

Comentarios

Entradas populares