Descansen en paz...


¡Anoche los vi morir a todos!... Anoche mientras dormían, estallaron todos en mil pedazos...sus hirientes palabras se fueron con ellos…Uno por uno agonizando de dolor, desangrándose, lamentándose entre lágrimas que sin embargo no me inmutaron...

¡Anoche los vi morir a todos!... A todos esos que nunca me comprendieron, a todos esos que me dañaron y nunca se arrepintieron, a todos esos que les di todo y no lo valoraron...

¡Anoche los vi morir a todos!... Con su muerte se fue su maldita presencia, su toxico veneno, su manipulación, su hipocresía, su fiel conveniencia... ¡Anoche los vi morir a todos!, unos más heridos que otros, dependía de su nivel de maldad... Gritos retumbaban mis oídos pidiendo ayuda, pidiendo una oportunidad, una salvación... Pero no deje que el espectáculo terminara…

La noche fue larga y aun con mi cansancio no quise perderme de nada, con los ojos muy abiertos vi como cada uno se consumía… No sonreí, no me dolió, no me remordió, ni siquiera me produjo placer o carcajadas... Lo único que sentí después de vivir mucho tiempo en un calvario, fue paz interna producto de justicia... Por fin, en esta sociedad humana se había hecho real de lo que carecía: ¡Justicia, pura y limpia justicia!...

Al amanecer los enterré a todos… ¡Todo estaba planeado!, cada tumba ya montada y preparada para recibir al cruel huésped humano… Terminé la función sellando las tumbas con el verdadero perdón interno, se fue mi sufrimiento de años con la tierra encima de ellos y con el discurso de ley que termina un funeral...

Descanse en paz hermanos, descansen en paz por siempre en la eternidad, ahora son seres limpios, ahora están con dios... Luego una locura se apodero de Camila y cambio el final diciendo: “Descansen hermanos míos, revuélquense en el infierno y que su agonía perdure por toda la eternidad, que así sea”... Sin más palabras me despido, con un presente carecido en ustedes, tan solo rosas blancas, ¡tan solo rosas blancas!...

Comentarios