No olvidar que esto es un blog…

Hace poco que sigo una página de moda y belleza, entre otros temas, el punto es que a leer varios de sus artículos note que predominaba mucho la opinión o percepción de la editora, entonces comprendí que era un blog y no solo una página de moda más (estilo revista con temas que solo ayuden a los otros).

En eso recordé este lugar y comprendí que he perdido ese toque de comentar cualquier cosa, supongo que con el tiempo me he aburrido de este sitio y he dejado de actualizarlo con tanta frecuencia como lo hacía antes.

El esperar algo económico de él (que muy pocas veces se logró) o pensar que debes publicar solo ciertos temas para atraer a lectores, es lo que hace que de alguna forma uno se desanime, pero en realidad me desanime yo sola, pensando que el comentar o dar mi opinión sobre temas que no fueran solo de moda, no les importaría a muchos de los que llegaran a leerlo.

Pero el sitio es un blog y de eso trata, aparte que uno se debe dar gusto a sí mismo… Con los años se acaban los temas(al menos a mí) y creo que el comentar o dar tu percepción sobre cualquier cosa es lo que hace que siga vivo.


Así que pensando en ello, les contare que hace poco termine de ver una serie que a la mejor no era la mejor serie, en cuestión de enseñanzas reflexivas y trama, pero me agradaba por que el actor estaba guapo, aparte que me daba risa, aunque de ratos fuera muy machista…

La serie de la que hablo es “Californication”, la cual termino con un pésimo final, en su última temporada sinceramente la note muy apresurada, como si ya quisieran acabar la serie y claro terminaron con el final clásico de todas las películas románticas, aunque de alguna forma el personaje aceptara su imperfección de hombre patán y la mujer lo perdonara a un con todo.

A lo largo de la serie note un sinfín de detalles machistas, sin embargo me aferre a verla por completo, ya que es muy difícil para mí terminar una serie y porque por una extraña razón me transportaba a otro lugar, donde no solo disfrutaba de la música que reflejaba el estado del personaje.

Si no, que sin querer lograbas meterte de ratos en los personajes, comprenderlos y sentir su dolor o acciones, a pesar de que el personaje principal fuera un hombre totalmente imperfecto e incomprensible.
El punto aquí, es que al finalizar dicha serie que no resulto gran cosa, sentí ese vacío horrible que le pasa a todos cuando terminas de verlas. Y es que uno sin querer les dedica mucho de su tiempo a ellas.

Sinceramente pensé que dicho síntoma no me pasaría a mí, pero es inevitable, entonces descubrí el por qué evitaba verlas y es que te enajenas de la realidad, de una manera increíble, te olvidas de tu vida o problemas.

Y te metes en la trama de aquella serie ficticia y el día que se acaba recuerdas que tienes una vida y que te la has pasado sumergido en problemas o vivencias de algo que no existe, en vez de arreglar tus problemas o atender tu vida propia.

No voy a negarlo, el enajenarte de ratos resulta interesante, placentero, solo que siempre que termina regresa ese vacío… Y tienes que enfocarte en resolver tus problema o sustituir dicha serie por otra, para enajenarte nuevamente, metiéndote de lleno en otra trama ficticia donde sin querer siempre predominan acontecimientos que nunca pasarían en la vida real.

Y supongo que es por eso que uno se pierde en ellas, porque la vida resulta parecer mucho mejor en ellas o los problemas tomarse de mejor manera.

Y después de que terminas, simplemente descubres, que no solo las series logran dicho estado y que la mayoría de los humanos, no la pasamos viviendo sin vivir nuestras vidas, siempre enajenados ya sean en el trabajo, vicios, internet, música, libros, comida, durmiendo, escribiendo o viendo programas televisivos.

Y después de todo, talvez eso resulte ser la vida en la actualidad o el único antídoto, para soportar un mundo y sistema absurdo e injusto, lleno de gente horrible donde muy pocos valen la pena jajja… O bien, solo es otra percepción mía negativa, ni hablar mi recomendación es que si es bueno perderte en series, pero sin que llegues a un punto exagerado que te haga olvidarte de tu vida, porque es ahí cuando aunque no quieras te aplastara el vacío. Sin ya nada que agregar, que intrascendencias, me despido, cuídense, ciao:D


Imágenes tomadas de la red.

Comentarios

Entradas populares