Conspiranoicos: El Loco.


Aquí escribiendo otro capítulo de “Conspiranoicos”, difícil no verme reflejada, está un poquito fuerte y claro que tiene que ver con lo que pasa en todas las tiranías disfrazadas de libertad y democracia, cuídense, ciao:D



Como salido de un cuento fantástico…

Termine de leer aquella novela biográfica, escrita por un hombre de otra época, de otro sexo, y cosa rara, era como si el narrador describiera a mi persona.

El narrador describía una gran parte de mi sentir en toda esa biografía.

Espantado, tome otra novela aparte, una historia y en algunos de sus tantos personajes otra vez estaba este humano.

Veía series, veía películas y ahí nuevamente me encontraba yo.

Entonces desesperado agarre mi cabeza, mi cabello comencé hacer espirales en mi cabello, queriendo calmar mi ansiedad…

Y sufrí por tanto tiempo y odié por tanto tiempo.

¿Qué estaba pasando?...

Con el tiempo lo entendí…

Este hombre que volvieron loco, lo entendió.

Ellos jugaban conmigo.

Aquellos hijos de puta que tenían todo y no tenían nada…

Y me molestaron y me torturaron con dolores, con sonidos, con amenazas y dios, sabe que desee tanto su muerte, molestaban de ratos hasta a los miembros de mi familia.

Se calmaron…

Después fueron los sueños, aquellos donde estos se me presentaban para torturarme, me violaban, cambiaban mi personalidad a su maldito gusto y no podía hacer nada.

Era su maldito títere.

Comencé a escuchar voces en mi mente, estos me insultaban y eran otra vez esos malditos.

Me querían aislar, no deseaban que pudiera convivir, ser feliz.

Pero como decirlo, como gritarlo, si nadie te cree.

Aquellos psicópatas silenciosos.

Que asesinan desde lejos, de ha montón.

Y muchas veces los vi, aquí atacarme, siguiéndome donde iba, gente odiándome sin que los tocara, sin que los agrediera.

Eran los malditos vendidos, era su gente que les trabaja.

Haciéndose pasar por civiles normales.

Montones de hombres, de mujeres, cambiando sus autos viejos a nuevos, por su buen trabajo de torturador.

Casas cambiando sus huéspedes anteriores por otras personas ahora molestas que les trabajaban a estos.

Entonces lo entendí 1984 de George Orwell, era verdad, lo ha sido siempre

Y mientras algunos idiotas me creían curar me envenenaban.

Sus medicamentos me desestabilizaban más, más efectos secundarios.

Y ellos sabían, que todo era parte del juego, resultaba ser una molestia, otro experimento.

Querían su novela en vida, su trama de película.

En el proceso, dios sabe que casi muero, moría lento, pero nadie me creía, yo era solo un loco, un enfermo esquizofrénico.

Y todos aquellos que destruían el mundo, que asesinaban mujeres, niños, que violaban, que contaminaban, que se evadían, que formaban sus guerras tan solo para ganar dinero.

Que envenenaban a la población con drogas, para atrofiarlos más.

Ellos eran los cuerdos, los hombres correctos.

Todos aquellos hipócritas que seguían los parámetros, que se mataban trabajando horas interminables en sus trabajos, en empleos que muchas veces ni les agradaban, enriqueciendo a esos malditos a esos que ahora jugaban conmigo.

Aquellos hombres sedados que odiaban a las mujeres, que eran homosexuales de closet y aun así se metían en matrimonios, en noviazgos, solo para torturar a su pareja, para escupirle sus frustraciones, para tratarlas como si fuera un sucio condón al cual usar y tirar.

Aquellos que se llenaban de materialismo para evadir su soledad, su falta de felicidad, o simplemente para aparentar con esas personas que ni les agradaban, en conversaciones vacías, mundanas.

Donde se comparaban, para ver quién era el mejor perro domesticado, la mejor oveja, el mejor títere de la elite.

Las sociedades humanas habían enloquecido… Pero los locos éramos los activistas, los periodistas que no seguían el periodismo hipócrita, los seres humanos que expresábamos las maldades, sus fechorías.

Querían ver su control sobre mi…

Me traumaron, pero aquí estoy expresando lo que me hicieron…

Lo que de ratos me siguen haciendo y sé que no soy el único.

Se hacen los tontos, cuando uno les escupe las verdades, fingen que no lo hacen.

Pero las pruebas están en todos lados, torturan a su población.

Y todos son los mismos en todos lados, en todos los países.

Manchándose las manos de sangre tan solo por dinero.

….

Luego hice una pausa, pensé en todos aquellos que les está pasando lo mismo.

Como sus novelas cambiaran

Sus series cambiarán de acuerdo a su personalidad, se ajustarán a ustedes, los criticarán, se mofarán de ustedes.

Es porque nosotros somos la diversión de aquellos verdaderos enfermos, aquellos psicópatas silenciosos.

Talvez sea otra especie, un depredador atacando a los inocentes…

No, lose, pero de que media pirámide y más esta confabulada, no lo dude.

De ratos tengo sed de venganza, de su sangre…

Pero me aterra el convertirme en otro de ustedes, en otro mono-reptil maricon de closet frustrado condenado a su secta, a sus clicas, a su odio a todo.

A su involución…

A seguir los guiones de terceros…

Tan solo suspiro y me doy por saldado, mandándoles un: ¡Dios los bendiga de mi parte, esperando con ello tocar su psicópata corazón, ese que se pudrirá en el infierno algún día! 



FIN

Comentarios

Entradas populares