Fumada de Locura: Aurora Boreal.

Las auroras destellantes en aquel cielo, me deslumbraron…

Su aparente inocencia, me hizo creer y soñar en un presente y futuro prometedor…

Sus matices, sus distintitos colores, la forma de iluminar esas siluetas, dibujando hermosos atardeceres en la oscuridad, me apantallaron

Alumbraban el entorno al caer el ocaso con movimientos magnéticos, que a mis ojos no dejaban de apantallar…

¡Oh, pobre de mí!… Me creí su belleza, me deslumbre y olvide el detalle más importante, que aquella belleza era solo una ilusión, un fenómeno que nos avisa de un modo sublime y a la vez doloroso, que se está destruyendo cada vez más la atmosfera de nuestro planeta.

Que la capa que protege nuestro planeta es cada vez más delgada, debido a la múltiple contaminación y desastre ambiental…

Bien, lo dicen no todo lo que brilla es oro y aquellos matices de colores increíbles solo te evidenciaban a ti…

Mi querida Catarina, tú eras como ellas…

Solo viniste a mí, supuestamente a salvarme, a ilusionare y lo único que deseabas era hundirme…

Pues heme aquí, resurgiendo de las cenizas como el ave fénix, que jamás serás tu…

Regresando de la muerte, para no volver a dejarme apantallar por luces ficticias por purpuras, verdes fosforescentes o rojos celestiales en el cielo, que solo anuncian el final de un planeta y la infiltración de los rayos solares a su máxima potencia…

Para quemarnos lentamente, para destrozarnos, sin que lo notamos, mientras como idiotas nos cegamos con tan poco…

Prefiero el cielo azul, claro y limpio, con su oxigeno puro que nunca lograras ser tu….

Si todas somos las culpables, las malditas, pero el único destructor de todo siempre serás tu…

¿Dime que vez cuando te vez al espejo, pequeño niño?…

¿Dime si puede ver un alma pura?

Estas hasta el tope del toxico de mi querido EL, el té llevara bajo tierra, a su reino y ahí conocerás el dolor de las hienas, de las serpientes de todo tu maldita estipe.

Ahí conocerás al verdadero lobo, ese que pretendes ser tu… Oh, pobre niño, solo no grites, ni llores cuando lo veas.

Nunca serás el culpable, siempre serás la victima…

Todo somos tu madre, esa que te abandono y de todas hay que vengarse, para hacer justicia…

Psicología ilógica, tan simple, difícil de esconder y fácil de evidenciar…

Ahora solo me queda perdonarme a mí, porque aun sabiendo tu psicología y tus defectos, me deje envolver, las disculpas me las debo a mi… Pero no me arrepiento, porque yo si tengo corazón, y yo si deseaba quererte.

Lo mismo aplica mí, ese maldito Freud, después de todo no estaba tan loco

Viniste a matarme, pero olvidaste que la luna nunca muere….

Y que si la matas, la mareas te arrasaran.

Dios bendiga tu alma, y proteja tu cola de alacrán, para que nunca llegues a picarte con tu propio veneno y te envenenes como quisiste que lo hiciera yo.

Adiós Catarina, adiós para siempre, llévate tu fétido aroma humano, junto con los tuyos y que tu alma vague por la eternidad en los infiernos del único vengador de la tierra.

Adiós para siempre.

Adiós para siempre maricon, después de todo nunca serás para tanto.

Fin


Historia creación de Cecy Gutiérrez, todos los derechos reservados.

Comentarios